Bultos de grasa en los muslos

¿puede estallar un lipoma?

El lipoedema puede ser extremadamente doloroso. Las zonas afectadas pueden ser sensibles y existe una tendencia generalizada a la aparición de hematomas. Con el tiempo, el lipoedema puede provocar una retención de líquidos en las partes afectadas, lo que da lugar a una afección médica denominada linfedema.
A veces el lipoedema se confunde con un linfedema excesivo, aumento de peso, obesidad o celulitis, o se supone que se debe a la falta de ejercicio. El lipoedema puede tener un impacto significativo en la calidad de vida.    Síntomas del lipoedema El lipoedema se produce por la forma en que la grasa (tejido adiposo) se distribuye bajo la piel. La grasa se distribuye de forma desigual en las piernas y las nalgas en lugar de seguir un patrón regular. Lo habitual es que haya una zona grasa en la parte interior de las rodillas y en la parte exterior de las caderas.    Si está afectado por un lipoedema Las personas con lipoedema pueden tener dificultades para caminar o para participar en actividades físicas, ejercicios y otros aspectos de la vida cotidiana. Las restricciones en la movilidad pueden contribuir a que las personas con lipoedema desarrollen una baja autoestima y otros problemas como la ansiedad, además de restringir su vida social. Comprar ropa suele ser difícil para las personas con lipoedema, ya que la parte superior e inferior de su cuerpo tienen un tamaño muy diferente. Causas del lipoedema La acumulación irregular de células grasas que se observa en el lipoedema puede darse en personas de todos los rangos de peso, desde las que tienen un sobrepeso excesivo hasta las que tienen un peso inferior al normal. También puede afectar a quienes padecen un trastorno alimentario, como la anorexia.

Qué es un lipoma

Un lipoedema es una enfermedad crónica. Es un trastorno de la distribución de la grasa, especialmente en la parte superior e inferior de las piernas y en la zona de la cadera. A veces también afecta a los brazos. Los lipoedemas no suelen tener cura. Sin embargo, los síntomas pueden tratarse y reducirse mediante una terapia constante. Es esencial que los pacientes acepten la enfermedad y la gestionen de forma responsable.
El lipoedema afecta casi exclusivamente a las mujeres y a las niñas. Los hombres, en cambio, rara vez padecen lipoedema. Las causas específicas del lipoedema aún no se han investigado lo suficiente. El momento de los cambios hormonales suele estar asociado a la aparición del lipoedema.
Los expertos sospechan de la influencia de las hormonas como causa, porque los síntomas suelen manifestarse o empeorar durante las fases de cambios hormonales. Además, la tendencia al lipoedema parece estar determinada genéticamente, ya que se ha observado una disposición familiar. El lipoedema suele aparecer
El lipoedema no debe confundirse con la obesidad. A diferencia de la obesidad (un aumento generalizado del tejido graso de todo el cuerpo), las dietas o el mayor ejercicio no conducen a una reducción del tejido graso patológico en los pacientes con lipoedema.

Dolor por lipoma

Un lipoma es un tumor benigno (no canceroso) formado por tejido graso. El lipoma típico es un bulto pequeño, blando y gomoso situado justo debajo de la piel. Suelen ser indoloros y se encuentran con mayor frecuencia en la parte superior de la espalda, los hombros, los brazos, las nalgas y la parte superior de los muslos. Con menor frecuencia, estos tumores pueden encontrarse en el tejido más profundo del muslo, el hombro o la pantorrilla.
Aunque los lipomas pueden aparecer a cualquier edad, lo más frecuente es que aparezcan entre los 40 y los 60 años. Son el tumor de tejidos blandos más frecuente en los adultos, y se dan con algo más de frecuencia en los hombres que en las mujeres. Es posible tener más de un lipoma.
Los lipomas no suelen cambiar después de formarse y tienen muy poco potencial para convertirse en cancerosos. A menudo no requieren más tratamiento que su observación y la de su médico. Sin embargo, si un lipoma es doloroso o sigue creciendo, puede extirparse mediante un procedimiento quirúrgico.
La causa de los lipomas no se conoce del todo. Algunos subtipos parecen tener un defecto genético (lipomas convencionales, lipomas de células fusiformes, lipomas pleomórficos), y pueden heredarse de los miembros de la familia.

Lipoma de muslo

Se desconoce la causa de la adiposis dolorosa. Se cree que la enfermedad tiene un componente genético, ya que se han descrito algunas familias con múltiples miembros afectados. Sin embargo, no se han identificado genes asociados. Se han sugerido otras posibles causas de la adiposis dolorosa, aunque ninguna se ha confirmado. Entre ellas se encuentran el uso de medicamentos denominados corticosteroides, la disfunción del sistema endocrino (que produce hormonas) o los cambios en la deposición y descomposición de la grasa (metabolismo del tejido adiposo). Los investigadores también han sugerido que la adiposis dolorosa podría ser un trastorno autoinmune, que se produce cuando el sistema inmunitario funciona mal y ataca los propios tejidos y órganos del cuerpo. Sin embargo, no hay pruebas firmes de que la afección esté relacionada con una inflamación anormal u otro mal funcionamiento del sistema inmunitario.Se desconoce por qué la adiposis dolorosa suele darse en personas con sobrepeso u obesidad, o por qué los signos y síntomas no aparecen hasta la mitad de la edad adulta.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad