Implantes redondos o anatomicos

Implantes anatómicos tumbados

INTRODUCCIÓN: Varios cirujanos tienen sus propias fórmulas o protocolos para seleccionar el volumen y la forma de los implantes mamarios. Para determinar la forma, medimos las distancias entre el borde superior de la mama y la papila (A), y entre la papila y el pliegue inframamario (B). Basándonos en estas mediciones, proponemos un algoritmo para seleccionar implantes redondos o anatómicos.MÉTODOS: La evaluación preoperatoria se realizó con las pacientes en posición ortostática. Se consideraron las siguientes distancias: 1) de la escotadura esternal a la papila, para evaluar la necesidad de escisión de piel supraareolar; 2) base de la mama, para evaluar el volumen del implante; 3) distancias A y B, para evaluar la forma del implante. Este algoritmo se aplicó a 59 pacientes sometidas a mamoplastia de aumento.RESULTADOS: Utilizamos implantes redondos en 27 pacientes; nueve tenían una distancia A = B, y 18 tenían B > A. Utilizamos implantes anatómicos en 32 pacientes. El volumen de los implantes redondos osciló entre 195 y 425 cc, mientras que el de los implantes anatómicos osciló entre 185 y 315 cc. En cuanto a las mediciones postoperatorias de los pacientes que utilizaron implantes redondos, 26 (96,3%) mantuvieron la proporción deseada con B > A o A = B. Entre los pacientes con implantes anatómicos, 25 (78,1%) mostraron cambios proporcionales de A > B a A = B o B > A.CONCLUSIONES: Cuando la distancia A es igual o menor que la distancia B, recomendamos los implantes redondos. Cuando B < A, recomendamos los implantes anatómicos.

Implantes redondos

Las mujeres tenemos pechos de todas las formas y tamaños. Por lo tanto, cuando se trata de cirugía mamaria, cuanto más informada esté sobre la gama de implantes disponibles, más posibilidades tendrá de conseguir el resultado deseado.
Hay dos formas de implantes mamarios disponibles: redondos y en forma de lágrima (anatómicos) con diferentes perfiles y tamaños (véase el blog sobre implantes). Usted puede tener una preferencia antes de su cirugía, sin embargo, es mejor no tener su corazón fijado en una forma sin consultar a su cirujano y explorar sus opciones primero.
Su cirujano elegirá el mejor implante para su anatomía y el resultado deseado. Sin embargo, entender el propósito de las diferentes formas de implantes disponibles le ayudará a entender la recomendación de su cirujano y a establecer sus expectativas.
Cuando los cirujanos colocan un implante en su pecho les gusta que el pezón esté delante del punto más alto de proyección. En los implantes redondos, esto es exactamente en el centro, en los implantes en forma de lágrima esto es ligeramente más bajo en el implante (ver imagen abajo). Este puede ser el indicador inicial para saber qué implante le conviene más.

Comparación entre implantes redondos y de lágrima

La elección de la forma del implante (redondo o anatómico) es una de las decisiones más esenciales, aunque controvertidas, en el aumento mamario estético. Muchos cirujanos eligen la forma del implante basándose en su experiencia personal o en la opinión de los expertos. Ésta es la primera revisión sistemática y metaanálisis que compara el efecto estético entre los implantes anatómicos y los redondos en el aumento mamario cosmético primario.
Los autores buscaron en las bases de datos PubMed, MEDLINE, Embase, ScienceDirect, Web of Knowledge, Scopus y el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados estudios que compararan los implantes anatómicos y redondos en el aumento mamario cosmético primario. Los resultados primarios fueron el efecto estético postoperatorio y la tasa de identificación correcta de la forma del implante. Se utilizaron modelos de efectos aleatorios para obtener la diferencia de medias estandarizada agrupada y los intervalos de confianza del 95 por ciento.
Un estudio comparativo aleatorio y cuatro estudios comparativos observacionales cumplieron los criterios de inclusión. No se encontró superioridad estética en el grupo de implantes anatómicos con respecto a la apariencia general (diferencia de medias estandarizada, 0,06; IC del 95%, -0,40 a 0,53), la naturalidad (diferencia de medias estandarizada, 0,18; IC del 95%, -1,51 a 1,15), la proyección, el contorno del polo superior y el contorno del polo inferior. La tasa conjunta de identificación correcta de la forma del implante por parte de los cirujanos plásticos fue del 52% (IC del 95%: 0,46 a 0,58).

Opiniones sobre los implantes mamarios anatómicos

Si el sueño de la paciente es tener unos pechos de aspecto natural, los implantes anatómicos le proporcionarán una forma de lágrima, que se corresponde con la anatomía normal del pecho. Crea un polo superior suave y un aspecto general no operado.Fig 1.
Si la principal preocupación de la paciente es la plenitud del polo superior, entonces los implantes redondos pueden hacer un mejor trabajo. Tener un buen volumen de tejido mamario siempre es una ventaja, ya que proporciona una mejor cobertura para un implante. En pacientes delgadas con un tamaño de copa pequeño, la elección de implantes redondos puede tener un mayor riesgo de que el contorno del polo superior no sea natural.
El funcionamiento es ligeramente diferente cuando se trata de una elevación de pecho con implantes. La mayoría de estas pacientes tienen suficiente tejido mamario para cubrir el implante y la plenitud extra del polo superior es normalmente deseada, por lo tanto para esos casos uso frecuentemente implantes redondos.    Fig. 2.
Las pacientes suelen querer saber qué pasa si el implante anatómico gira. Es cierto que los implantes redondos no tienen este problema, porque aunque roten no cambia la forma del pecho. Sin embargo, creo que evitar la rotación del implante anatómico es una cuestión de técnica quirúrgica. Si el bolsillo para el implante anatómico está bien ajustado al tamaño del implante es muy difícil que éste rote. Siempre se aconseja a la paciente que lleve un sujetador especial de apoyo con tirante superior, que mantenga el implante en su sitio durante al menos 4 semanas después de la cirugía. Un bolsillo del implante bien ajustado y un sujetador de sujeción suelen ser suficientes para evitar la rotación.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad