Operación de elevación de pecho

Elevación de senos no quirúrgica

La mastopexia (o comúnmente conocida como elevación de senos) es un procedimiento quirúrgico en el que se levantan y reafirman los senos de una mujer para crear una apariencia más equilibrada y juvenil. La elevación de los senos se consigue eliminando la piel sobrante que ha provocado la flacidez, así como tensando el tejido que rodea el pecho para dar nueva forma y apoyo al contorno mamario mejorado.
Es un hecho natural que los pechos de una mujer cambien con el tiempo. Hay muchos factores que pueden contribuir a que los pechos estén caídos y planos. Las razones más comunes asociadas a la pérdida de plenitud y elasticidad de la piel son:
Estos factores son una parte natural de la vida de muchas mujeres, y algunos son inevitables. Un procedimiento de elevación de senos puede ayudar a restaurar o mantener el cuerpo juvenil del pasado. Un procedimiento de elevación de mamas también puede realizarse junto con un aumento de mamas para mejorar aún más el contorno del pecho recién construido.
Un procedimiento de elevación de senos puede hacer algo más que elevar y tensar los senos de una mujer. En algunas mujeres, la areola (la zona oscura o rosada que rodea al pezón) puede agrandarse con el tiempo. Esto puede dar lugar a otra razón para que una mujer se sienta acomplejada por sus pechos. El tamaño y la forma de la areola de una mujer también pueden tratarse durante un procedimiento de elevación de senos.

Levantamiento de senos cerca de mí

La mastopexia o levantamiento de senos es un procedimiento de cirugía estética que corrige la caída o flacidez de los senos y los pezones. Esta caída de los senos se conoce también como ptosis de los senos. El grado de caída de las mamas varía de una paciente a otra y depende de muchos factores diferentes. La genética, el embarazo, la lactancia y una pérdida de peso importante pueden contribuir a la ptosis mamaria. El grado de ptosis o caída se basa en la ubicación del pezón con respecto al pliegue mamario. En las pacientes normales, el pezón está situado en el pliegue mamario o por encima de él. En las pacientes con flacidez moderada, el pezón se sitúa por debajo del nivel del pliegue, mientras que en la flacidez severa el pezón se sitúa en el punto más bajo del contorno mamario, apuntando al suelo.
La cirugía necesaria para corregir la ptosis mamaria depende, por tanto, del grado de caída presente. Cuanto mayor sea el grado de caída, más compleja será la intervención y más largas serán las incisiones necesarias. En las pacientes con una caída leve de las mamas, a menudo basta con una incisión alrededor del pezón. Cuando existe una ptosis moderada, se requiere una incisión vertical además de la que rodea el pezón. Esto se conoce comúnmente como un tipo de levantamiento de senos lollipop. Por último, en los casos en los que existe una caída severa de los senos, se realiza una incisión en el pliegue del pecho además de las incisiones mencionadas anteriormente. Se trata de la clásica elevación de mamas con incisión de anclaje. En algunos casos en los que se ha producido una pérdida significativa de volumen mamario además del desarrollo de ptosis, se pueden colocar implantes mamarios para ayudar a restaurar el volumen mamario tan necesario.

Tiempo de recuperación de la elevación de pecho

Como toda intervención quirúrgica, esta gran operación tiene riesgos. Es importante informarse sobre el procedimiento y elegir cuidadosamente a su cirujano. Esperamos que la información aquí contenida le ayude a tomar la decisión correcta para usted.
Es habitual que los pechos pierdan firmeza tras el embarazo y la lactancia o con la gravedad con el paso del tiempo. Muchas mujeres se sienten cómodas con esto. Pero si desea cambiar su aspecto, puede considerar la posibilidad de someterse a una cirugía de elevación de mamas.
La forma en que se realiza la cirugía de elevación de mamas depende del tamaño de sus mamas y del aspecto que desee tener después. Por lo general, el cirujano remodela los senos eliminando la piel sobrante de debajo de ellos. La piel y el tejido circundante se tensan, y el pezón se desplaza a una posición más alta. La cirugía de elevación de senos no cambia significativamente el tamaño de sus senos. Se puede realizar un procedimiento de aumento o reducción de mamas al mismo tiempo.
El momento de la cirugía es importante. La mayoría de los cirujanos no realizarán la cirugía de elevación de mamas si usted es menor de 18 años, porque sus mamas pueden estar desarrollándose aún antes de esta edad. Estar embarazada después de una operación de elevación de mamas puede estirar los pechos de nuevo. Por ello, muchas mujeres esperan hasta que han formado una familia antes de someterse a la operación. Su cirujano también puede aconsejarle que espere al menos seis meses después de dar el pecho, para que sus pechos puedan recuperar su forma.

Qué esperar después de un levantamiento de senos

Los pechos se caen de forma natural con la edad, tras el embarazo y la lactancia, y tras la pérdida de peso. Esto se debe a que la piel y los ligamentos fibrosos del pecho se estiran, de modo que el tejido mamario no tiene soporte. No es posible recrear el soporte fibroso de los pechos, pero se pueden remodelar eliminando la piel sobrante, remodelando el tejido mamario y moviendo los pezones hacia arriba hasta la mejor posición en los nuevos pechos. Otras opciones son reducir el tamaño de la areola (la piel más oscura que rodea el pezón) o aumentar el tamaño de los pechos al mismo tiempo.
La elevación de los senos puede hacer que éstos sean más firmes y altos. Después de una elevación de mamas puede sentirse más cómoda social y personalmente. Los mejores resultados se obtienen en mujeres con pechos pequeños y caídos, pero se pueden levantar pechos de cualquier tamaño.
Se reunirá con su cirujano para hablar de por qué quiere operarse y qué desea. El cirujano tomará nota de cualquier enfermedad que tenga o haya tenido en el pasado. También tomará nota de cualquier medicación que esté tomando, incluidos los remedios a base de hierbas y los medicamentos que no hayan sido recetados por su médico. El cirujano le examinará las mamas y puede tomar algunas fotografías para su historial médico. Le preguntará si desea que alguien la acompañe durante el examen y le pedirá que firme un formulario de consentimiento para tomar, guardar y utilizar las fotografías. El cirujano medirá su altura y su peso para asegurarse de que es seguro realizar la operación. Si tiene sobrepeso o planea quedarse embarazada, el cirujano puede sugerirle que retrase la operación.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad